Logo del Imserso. Página principal del Imserso Logo del Centro de Referencia Estatal de Atención al Daño Cerebral. Página principal del Centro

Ceadac


Bienvenidos

Secciones informativas

Está en: 

Daño Cerebral Sobrevenido

¿Qué es?

El Daño Cerebral Sobrevenido (DCS) hace referencia a diversas lesiones cerebrales, cuyo origen más común son los traumatismos craneoencefálicos, accidentes cerebro vasculares, secuelas de tumores cerebrales etc. cuyas consecuencias más frecuentes son déficits: motores, sensoriales y neurocognitivos, que requieren una intervención integral: física, psicológica y social en la que juega un papel fundamental la implicación de la familia.

Historia

La existencia del fenómeno de recuperación funcional, después del daño cerebral, es conocido empíricamente desde hace siglos. Los conceptos y modelos elaborados para explicar la restauración del sistema nervioso son más recientes. Se puede considerar al XIX como el inicio de la evolución de los conocimientos morfológicos y funcionales del cerebro. Los descubrimientos más notables en cierta medida están en razón del progreso técnico que ofrecen nuevos métodos para la investigación; los cuales han tenido su mayor expresión en los últimos 50 años, en donde las neurociencias con base científica más precisa han permitido el desarrollo de conceptos y modelos teóricos de gran importancia para el conocimiento de las funciones cerebrales que han contribuido a la curación de múltiples padecimientos neurológicos. Esta recuperación cerebral puede ocurrir por grados; sin embargo, las ganancias funcionales continúan por años después de la lesión. El grado de recuperación depende de diversos factores, entre los que se incluyen; edad, área comprometida del cerebro, cantidad del tejido afectado, rapidez del daño, mecanismos de reorganización cerebral, así como de factores ambientales y psicosociales.

Epidemiología

El término daño cerebral sobrevenido (DCS) hace referencia a cualquier lesión adquirida sobre un cerebro previamente desarrollado, con independencia del origen causal: traumático, vascular, tumoral, infeccioso, anóxico, etc.

En España no existen datos estadísticos fiables sobre el número de personas afectas; si incluímos sólo los pacientes afectos de traumatismo craneoencefálico (TCE), la literatura científica americana estima 250 casos por cada 100.000 habitantes. Extrapolando estos datos a la población española tendríamos cifras alrededor de 100.000 personas por año sufriendo lesiones cerebrales de carácter traumático. Estas cifras además debieran corregirse al alza al añadir el resto de las causas a la globalidad.

Se calcula que en España existen actualmente entre 50.000 y 75.000 afectados en estas circunstancias y otros 2500 en estados vegetativo o de mínima conciencia.

La mayor parte de estos casos graves son pacientes muy jóvenes (con edades inferiores a los 30 años), varones en su mayoría, con una esperanza media de vida de unos 35 años y casi todos en edad laboral o finalizando sus estudios.

Factores de riesgo

Teniendo en cuenta la diversidad de etiologias que provocan una lesión cerebral es difícil hablar de factores de riesgo comunes para todas las personas que las sufren. Muchas personas que padecen una lesión cerebral lo hacen de manera fortuita al sufrir un accidente o caída. En otros casos, como en los accidentes cerebrovasculares o procesos tumorales, existen factores (hipercolesterolemia, obesidad, hipertensión, consumo de drogas, estrés o factores genéticos) que predisponen, aunque no determinan la aparición de una lesión.

Causas

El daño cerebral adquirido puede ocurrir como consecuencia de enfermedades, disfunciones o accidentes fortuitos. Algunas de las causas más frecuentes de lesión cerebral son las siguientes:

  • Traumatismos Craneoencefálicos (TCE) ocurridos como consecuencia de accidentes de tráfico, caídas o golpes
  • Accidentes Cerebrovasculares (ACV)
  • Tumores Cerebrales
  • Enfermedades Infecciosas
  • Paradas Cardiorespiratorias

Síntomas

Las consecuencias de una lesión cerebral son muy complejas y discapacitantes, presentando estos enfermos problemas muy severos en todas las esferas de sus capacidades fisicas, sensoriales y psicologicas y en muchas ocasiones una perdida de su independencia funcional y su integración en la vida, familiar, social y laboral.

Las dificultades más comúnmente observadas en pacientes con daño cerebral son:

  • Dificultades fisicas y sensoriales:
    • Movilidad
    • Dificultades en la marcha
    • Equilibrio
    • Paresias
    • Fonoarticulación
    • Deglución
  • Dificultades cognitivas:
    • Concentración
    • Memoria
    • Razonamiento
    • Lenguaje
    • Agresividad
    • Apatía
    • Depresión

Diagnóstico

En la gran mayoría de los casos las lesiones cerebrales son diagnosticadas en los servicios de urgencias después de un cuadro brusco de pérdida de conciencia. En algunos casos la persona no llega a perder la conciencia, pero presenta un cuadro progresivo de pérdida de sensibilidad/movilidad de una parte del cuerpo, desorientación o perdida de la capacidad para hablar. La identificación de estos síntomas como posibles consecuencias de una lesión cerebral y la temprana derivación a un servicio de urgencias puede favorecer la atención temprana del paciente y un mejor pronóstico.

Tratamiento

Se ha demostrado que la recuperación funcional de las personas con lesión cerebral que participan en un programa de rehabilitación integral especificio para personas con daño cerebral es superior a la recuperación espontánea o tratamientos no especializados.

El tratamiento debe ofertar servicios personalizados de rehabilitación integral, intensiva y transdisciplinar (fisioterapia, terapia ocupacional, logoterapia, terapia recreativa, rehabilitación neuropsicológica, emocional, comportamental y psico-social) en el que el equipo de profesionales, familiares y afectado colabora de manera integral en la consecución de objetivos de rehabilitación comunes.

En el Ceadac este tratamiento integral se puede realizar tanto en régimen de internado o de atención diurna y debe incluir servicios de apoyo familiar para la mejor reintegración de los afectados en el hogar.

Con el fin de ofertar un servicio de rehabilitación integral el Ceadac cuenta con una nutrida plantilla de personal técnico (médicos rehabilitadotes, neuropsicólogos, trabajadoras sociales, fioterapeutas, terapeutas ocupacionales, logopedas), asistenciales (médico, enfermeros, auxiliares de clínica) y de apoyo (cocineros, camareros, equipo de lipieza y mantenimiento, etc.)

Última actualización: lunes, 4 de noviembre de 2013

© Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) 2009

Centro de Referencia Estatal de Atención al Daño Cerebral

Algunos documentos pueden presentar problemas de accesibilidad. El Imserso se compromete a facilitarlos en formato accesible a quien lo soliciteAbre nueva ventana.